Qué es la terapia online o tele terapia

La terapia online consiste en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación para realizar tareas de evaluación, diagnóstico y tratamiento psicológico utilizando la comunicación a través de internet. Se utilizan distintas formas de comunicación: chats, correo electrónico o videoconferencia.

La intervención online puede ser un complemento de la terapia tradicional o puede ser la única forma de intervención.

La evidencia empírica de la que disponemos demuestra la eficacia de este medio de intervención lo que convierte a la terapia online en una alternativa viable y segura, y en un complemento eficaz a la terapia presencial. La terapia online ofrece una flexibilidad única en la comunicación permitiendo a terapeuta y paciente adaptarse al cuándo, al dónde y al canal de comunicación disponible.

Lo que necesitas saber sobre la tele terapia

  • Es una alternativa adecuada, conveniente y fiable cuando por razones de tiempo, localización geográfica o dificultad de acceso a tratamiento psicológico no se pueda hacer un tratamiento presencial
  • Es cómoda y atractiva para aquellas personas que se sienten mejor comunicándose por escrito u online cuando tienen que abordar temas difíciles de afrontar y expresar
  • Es un complemento a las intervenciones presenciales. Los estudios sugieren que puede aumentar la implicación en el tratamiento y la consciencia de las metas terapéuticas cuando se mantiene una comunicación regular entre sesiones a través de correo electrónico o chat
  • Puede tener un efecto desinhibidor que facilita la expresión de emociones y opiniones
  • Permite la elección de profesional sin limitaciones geográficas
  • Las intervenciones online requieren un esfuerzo de terapeuta y paciente por compensar la pérdida de información no verbal típica de este medio de intervención mediante una comunicación precisa y clara
  • En las intervenciones por medio escrito (chat, correo electrónico) se requieren unas habilidades de comunicación escrita que permitan compensar las restricciones de espacio, fluidez y demora de la comunicación típicas de este medio
  • Según la evidencia empírica disponible en la actualidad la tele terapia consigue intervenciones terapéuticas eficaces,
    así como una comunicación efectiva y el establecimiento y mantenimiento de una relación terapéutica satisfactoria

Requisitos para una tele terapia eficaz

  • Disponer de información clara sobre el uso e indicaciones de la tele terapia la cual le deberá ser proporcionada por su terapeuta antes de empezar el tratamiento.
  • Disponer de una buena conexión a Internet y de un ordenador de uso personal y seguro para garantizar la privacidad y la confidencialidad de las comunicaciones, así como su fluidez.
  • Disponer de un espacio y un tiempo libre de interrupciones, y de un lugar totalmente privado y cómodo para conectarse y realizar las sesiones en un ambiente adecuado que facilite la comunicación.
  • Sentirse cómodo con la comunicación a través de videoconferencia y/o correo electrónico o chat, de tal forma que estos recursos no limiten la expresión de emociones y pensamientos. Con frecuencia esto no puede saberse hasta que no se prueba este tipo de recursos. Se recomienda hacer una o dos sesiones de prueba para comprobar si uno se siente suficientemente cómodo con estas formas de comunicación.
  • Disponer de información clara sobre las limitaciones y riesgos de este tipo de intervención, la cual deberá ser proporcionada por su terapeuta.
  • Comprobar que el profesional de su elección está cualificado para realizar intervenciones online y dispone de una comunicación segura que garantice la privacidad y confidencialidad. Es aconsejable que el profesional de elección tenga una formación específica en el uso de las tecnologías de la comunicación a través de internet para administrar tratamiento online ya que estos recursos tienen características específicas y limitaciones que pueden influir en el establecimiento de la relación terapéutica y en la comunicación paciente-terapeuta si no se conocen ni se saben manejar.

Limitaciones de las intervenciones online

  • La principal limitación del trabajo terapéutico online es la pérdida de información no verbal o la ausencia total, si es por correo electrónico o chat. Los gestos, el tono de voz o el contacto visual son fundamentales en la transmisión de emociones y aportan información fundamental para comprender el mensaje que se quiere transmitir. Esta pérdida de información debe ser tenida muy en cuenta por el terapeuta y el paciente para conseguir suplirla de la mejor manera posible. Si la intervención es por videoconferencia se suple en parte esta carencia, pero en la comunicación escrita se pueden producir malos entendidos y se puede perder información muy relevante para la evaluación y para el tratamiento. De ahí la necesidad de ser muy preciso y descriptivo en la comunicación, tener muy buenas habilidades de comunicación por escrito y estar siempre abierto a aclarar las posibles equivocaciones en la interpretación de los mensajes.

 

  • Otras limitaciones tienen que ver con el tiempo y el espacio de comunicación cuando la comunicación es escrita. Si la comunicación es por correo electrónico se producirá una demora en la respuesta y en todas las comunicaciones escritas existen limitaciones de espacio y fluidez en la comunicación. La comunicación escrita tiene un ritmo muy diferente al de la comunicación oral y va a requerir capacidad de síntesis y capacidad de discriminar lo importante de lo accesorio para que la comunicación sea eficaz.

 

  • Por último, una importante limitación es la verificación de la identidad tanto del profesional como del paciente, así como la seguridad y la confidencialidad de la comunicación. Tanto el profesional como el paciente deberán dar pruebas fehacientes de su identidad si nunca se han visto en persona.

Seguridad y confidencialidad en las intervenciones online

Uno de los principales retos de las intervenciones online consiste en garantizar la privacidad y la confidencialidad de los intercambios entre terapeuta y paciente. Actualmente disponemos de métodos más seguros para garantizarla que cuando se iniciaron este tipo de intervenciones. En nuestra web y en nuestra actividad profesional online las medidas necesarias que se adoptan son las siguientes:

  • Certificado de seguridad con validación extendida que garantiza la verificación de la identidad y la seguridad del sitio web. También garantiza que todos los intercambios terapeuta-paciente se realizan a través de un servidor seguro.
  • La información viaja siempre encriptada y se guarda encriptada.
  • Solamente el terapeuta tiene acceso a la información. Esto se garantiza con el uso de una contraseña que se cambia regularmente para acceder a la información y con la utilización de un solo dispositivo para la actividad online.
  • Una vez acabado el tratamiento, toda la información relacionada con él se almacena durante 5 años en un pen drive protegido por contraseña con un número de identificación de historia clínica.

Para consultar evidencia empírica sobre la terapia online

  • Barak, A., Hen, L., Boniel-Nissim, M., & Shapira, N. (2008). A comprehensive review and a meta-analysis of the effectiveness of Internet-based psychotherapeutic interventions. Journal of Technology in Human Services, 26(2), 109-160.
  • Sucala, M., Schnur, J.B., Constantino, M., Miller, S.J., Brackman, E., Montgomery, G.H. (2012). The therapeutic relationship in E-therapy for mental health: A systematic review. Journey of Medical Internet Research, 14, 1-13.
  • Hilty, D. M., Ferrer, D. C., Parish, M. B., Johnston, B., Callahan, E. J., & Yellowlees, P. M. (2013). The Effectiveness of Telemental Health: A 2013 Review. Telemedicine Journal and E-Health, 19(6), 444–454. http://doi.org/10.1089/tmj.2013.0075
  • Murdoch, J.W., & Connor-Greene, P.A. (2000). Enhancing therapeutic impact and therapeutic alliance through electronic mail homework assignments. Journal of Psychotherapy Practice & Research 9:232–237.)